Aerolínea ucraniana cambia el uniforme de sus azafatas por trajes sastres y tenis

Para ser una azafata hay que saber diversos idiomas y soportar tanto largas horas de vuelo como el uso de uniformes con faldas y tacones altos, que pueden limitar la movilidad, causar dolor y problemas de espalda, haciendo de las jornadas, un gran infierno.

Por ello, la aerolínea de bajo costo más grande de Ucrania, SkyUp, reemplazó los clásicos tacones altos y las faldas de sus azafatas por trajes sastres y tenis deportivos. Esto les permitirá tener mayor comodidad y seguridad en su ámbito. Además, marcarán una pauta en cuestión de género, que podría terminar en una iniciativa a nivel mundial.

Azafatas con uniforme a falda ;Aerolínea ucraniana cambia la falda y tacones de sus azafatas por trajes sastres y tenis deportivos

El uniforme fue bautizado bajo el nombre SkyUp Champions y consta de un traje sastre en tono naranja, de corte holgado y amplio para mayor comodidad, así como libertad de movimiento. Además, está acompañado de un par de tenis deportivos blancos y una pañoleta de seda.

“Los asistentes de vuelo profesionales aparecieron por primera vez hace casi 100 años. Durante este periodo, muchas cosas han cambiado y, lo más importante, las mujeres han cambiado. La transformación requiere una nueva visión de la profesión y cambios revolucionarios. Ahora estamos iniciando estos cambios con actos pequeños pero que generan impacto”.

Azafatas con uniforme de traje sastre; Aerolínea ucraniana cambia la falda y tacones de sus azafatas por trajes sastres y tenis deportivos

Los uniformes fueron diseñados en conjunto por las marcas de moda GUDU, Gunia Project y Nike Air. Su diseño ha causado furor, no solo entre aerolíneas, también a nivel mundial por demostrar que los cambios sociales y la innovación van de la mano.

Pero la ropa no es el único cambio implementado por la aerolínea, pues también permitieron que sus asistentes de vuelo lleven un maquillaje más natural. De hecho, la marca Backstage Beauty & Refresh les creó un rubor con un tono similar al atardecer para que pueda ser empleado en su nuevo estilo. Además, ahora se les permite llevar una variedad de peinados, alejándose por completo del aburrido chongo o bun alto y totalmente recogido.