Albo Moreno ¿una piedra en el zapato para el Club Irapuato?

Desde que la Federación Mexicana de Futbol dio a conocer que el Club Irapuato no ascendería a la Liga de Expansión, se han suscitado varios escándalos.

¿El más reciente?: el protagonizado por Juan Manuel Albo Moreno, presidente Club Deportivo Irapuato A.C., quien el sábado pasado, señaló supuestos desvíos de recursos en la remodelación del estadio, sin comprobar papeles que acreditaran esta situación.

Sin embargo, la mañana de este martes, con papelito en mano y todo el “show”, autoridades municipales desmintieron estas acusaciones y se dio a conocer que, incluso Albo Moreno, antes pidió la licitación para adquirir las butacas del estadio; petición que fue rechazada al tratarse de un conflicto de interés.

Esta situación desencadenaría el descontento del presidente de la A.C, quien, además, alentó la llegada de la familia San Román, a pesar de saber que no contaban con solidez financiera para continuar en la Liga de Expansión Mx.

Las autoridades presentes en una rueda de prensa recordaron que la licitación y ejecución de la obra fue supervisado por Contraloría Municipal y la Auditoria Superior del Estado de Guanajuato (ASEG), quienes son las encargadas de supervisar en qué se invirtió el presupuesto, en caso de existir anomalías.

Por último, hicieron un llamado a la A.C para renovarse y manejarse con base a los beneficios de los aficionados y no en intereses personales, pues son estos últimos los causantes de que la afición más aguerrida del balompié no tenga un equipo, señalaron.

Pero ¿cuál fue el proceso de adquisición del embutacado del Sergio León Chávez?

– Colocación de butacas
– Flete
– Demoliciones y desmontajes
– Calafateo de firuas
– Retiro de material
– Sellado de juntas constructivas
– Pintura de gradas
– Malla ciclónica para división de grada
– Reja cero para tiros de esquina,
– Barandales en todo el estadio y rehabilitación de accesos en ocho puertas

Esta obra tuvo un presupuesto de 20 millones de pesos.
Además de la adquisición de 2 mil butacas más a las originalmente presupuestadas, esto con el mismo techo presupuestal asignado para dicho concepto.

Sobre la remodelación de palcos y plateas que cabe destacar, pertenecen a particulares, miembros de la Administración Pública informaron que, esta obra no está contemplada en una primera etapa, aunque si forma parte del convenio de usufructo en el que, la Asociación Civil está obligada a entregar la relación de propietarios, listados que a la fecha no ha entregado.