¿Conocías el helado de chile en nogada?

Surgido durante la independencia de México, el chile en nogada cumple 200 años con nuevos ingredientes y presentaciones, como un helado de crema, chilaquiles o incorporado a pizzas, incomodando a los guardianes del histórico platillo.

Mientras los tradicionalistas alertan que se están abandonando ingredientes originales y que hasta el mismo chile poblano se cultiva con semilla china, más barata y poco picante, otros intentan reinventar la preparación.

“No lo inventé, simplemente lo transformé”, dice Gerardo Morales, heladero artesanal de Atlixco, Puebla, y creador del chile en nogada en forma de crema helada.

El resultado es muy semejante al platillo, un cremoso fondo blanco adornado en verde y rojo. El chile va finamente picado y se sirve en una canastilla de galleta dorada.

“El helado lleva todo lo que un chile en nogada: granada, perejil, nuez de castilla, pera, manzana panochera, carne de cerdo… todo es natural, sin saborizantes”, afirma este veterano con 48 años de experiencia y cuya creación se vende por el equivalente a dos dólares.