Logró vencer el cáncer en 2019 y en 2020 murió por COVID-19

Alexa Rose Veit le ganó la batalla al cáncer pero no logró doblegar al COVID-19. La menor de 15 años, originaria de Kentucky, nació con síndrome de Down. En julio de 2019, fue diagnosticada con leucemia, semanas después entró en remisión.

Andy Beshear, gobernador de Kentucky, dijo que para el día 30 de un plan de tratamiento de dos años, la pequeña ya había vencido al cáncer. Hizo estas declaraciones en conferencia de prensa, previa autorización de la familia de Alexa.

Beshear afirmó que la pequeña nunca dejó que nada le impidiera lograr lo que se proponía. Alexa falleció de COVID-19 el pasado 15 de noviembre, después de haber vencido al cáncer.

Alexa es recordada por sus amigos como un persona sociable que te podía iluminar con una sonrisa contagiosa. Mientras cursó la escuela secundaria en Ballard Memorial, fue miembro del coro así como integrante activo de su iglesia, apuntó Travis Holder, director de Manejo de Emergencias del condado de Ballard.

Durante la última semana de octubre, Rose Veit se comenzó a sentir mal. Por lo que su mamá decidió recogerla de la escuela. Ambas enfermaron de COVID-19. La madre fue hospitalizada y conectada a un respirador artificial, mientras que Alexa se quedó en casa con síntomas leves. Posteriormente, los abuelos también dieron positivo a este virus.

Alexa se comenzó a sentir cada vez más mal a consecuencia de COVID-19 por lo que decidieron internarla. Fue enviada en un avión a Nashville en donde estuvo bajo los cuidados habituales. Su hermana mayor estuvo a su lado. La salud de la menor se deterioró por lo que necesitó de un respirador artificial.

El 15 de noviembre, solo un día después de que su madre fue dada de alta, Alexa murió. Es una gran pérdida para la comunidad, aseguró el gobernador Beshea.

Información e imagen de Heraldo de México