Los mejores estrenos de mayo en Netflix

Al mes de mayo ya hay varias películas de Netflix estrenadas este año que han dado que hablar por su calidad. Acá, una guía para ponerse al día con el 2021.

La familia Mitchell vs. las máquinas

La familia Mitchell vs las máquinas | Netflix

Los productores de Spider-man: un nuevo universo y La gran aventura Lego están detrás de la nueva apuesta animada familiar de Netflix.

Una que apenas deja respiro al espectador con la aventura de los Mitchell, una familia disfuncional, pero adorable que, camino en autor a dejar a su hija a la Universidad de California, donde ingresará a estudiar cine, se encuentran con que se desató el apocalipsis robot.

Las máquinas de la compañía Pal se tomaron el mundo y Rick, Linda, sus hijos Katie y Aaron, junto al encantador perro Monchie, son los únicos que pudieron esconderse y escapar y ahora tiene la misión de salvar al mundo.

Pasajero inesperado

Pasajero inesperado | Netflix

Supervivencia es la palabra que caracteriza el trabajo de Joe Penna como director. En El Ártico, su ópera prima de 2018, un hombre buscaba sobrevivir a la inclemencia del Polo Norte, y ahora, en Pasajero inesperado, una tripulación espacial ve en peligro su vida.

Es la que conforman los tres tripulantes de la nave MTS,  Zoe Levenson (Anna Kendrick), David Kim (Daniel Dae Kim) y Marina Barnett (Toni Collette), quienes viajan en una misión de dos años a Marte.

Pero 12 horas después de la partida, la comandante descubre que alguien más está en la nave: un ingeniero llamado Michael Adams (Shamier Anderson), quien accidentalmente perdió el conocimiento y quedó dentro de uno de sus compartimentos antes del despegue.

Sin embargo, al caer ahí pasó a llevar el sistema de extracción de monóxido de carbono, alterando los niveles de oxígeno con que cuenta la tripulación. Una grave modificación del sistema de soporte vital de la nave que pone al grupo a bordo en una situación crítica, ya que el oxígeno que resta solamente puede mantener a tres personas durante los meses que quedan para llegar a Marte.

Así surge una serie de cuestionamientos morales, en un relato con un constante aumento de la tensión dramática. Opción arriesgada, pero cautivadora y conmovedora, que se suma el remarcable nivel de su elenco.

Amor y monstruos

Amor y monstruos | Netflix

La ciencia ficción y la aventura se unen a la comedia en esta película que se sitúa en un futuro cercano, cuando el asteroide Agatha 616 iba a colisionar la Tierra y los gobiernos del mundo se unieron y enviaron misiles para destruirlo. Sin embargo, los componentes químicos de esos cohetes cayeron sobre el planeta.

La inusual lluvia provocó algo todavía más insólito: transformó muchos animales e insectos en criaturas que comenzaron a alimentarse de los humanos, provocando el término de la vida como se conocía hasta el momento.

Siete años después, los pocos sobrevivientes continúan viviendo en diferentes búnkeres alrededor del planeta, saliendo a la superficie solo para buscar alimento. Entre ellos Joel (Dylan O’Brien), quien ahora es un veinteañero que sueña con su novia de adolescencia.

Por su deseo de reencontrarse con Aimee (Jessica Henwick) es que abandona el lugar en que vivió los últimos años y sale al encuentro del mundo exterior. Una decisión que le provoca alegría y temor a la vez y que le permite encontrarse con un inteligente perro llamado Boy y que se convierte en su compañero de aventuras.

Noche en el paraíso

Noche en el paraíso | Netflix

Aunque su carrera fílmica la comenzó siendo treintañero y suma solo ocho títulos, entre su rol de director y guionista, Park Hoon‑jung se ha ganado un destacado lugar entre los realizadores surcoreanos del último tiempo.

Posición que confirma con Noche en el paraíso, su primera película para Netflix, escrita y dirigida por él, donde expone una vez más su violenta, pero efectiva y elegante mirada al drama criminal.

Debutó en el pasado Festival de Cine de Venecia con el encuentro entre dos personajes enfrentados a la muerte: Park Tae-gu (Eom Tae-goo), un joven criminal que trabaja en Seúl para un grupo mafioso, y Jae-yeon (Jeon Yeo-been), la sobrina de un contrabandista de armas, una desilusionada muchacha que sufre de una enfermedad terminal.

Refugiados en un hotel, comienzan a compartir sus respectivos dramas y pérdidas, en una cinta que combina pasajes dramáticos y contemplativos -de varias escenas sin diálogos y marcadas por un bello entorno natural-, con la violencia desmedida y sangrienta.

Una realización no apta para todo público que ejemplifica la singular y atractiva mirada fílmica de Park Hoon‑jung.

Cowboys de Filadelfia

Cowboys de Filadelfia
Foto: Netflix

La carrera del inglés Idris Elba está compuesta por roles que se mueven entre la luz y la oscuridad, desde héroes a villanos, pasando también por individuos más reales, pero no menos complejos. Como el protagonista del nuevo drama de Netflix, Cowboys de Filadelfia.

Su nombre es Harp y, como el título de la cinta ya lo revela, forma parte del grupo de vaqueros de la Calle Fletcher, al norte de Filadelfia, que montan y cuidan a sus caballos en medio de la ciudad, haciendo honor a la poco difundida figura del cowboy afroamericano.

Pero hay otro personaje clave en esta historia: Cole (Caleb McLaughlin), el hijo quinceañero de Harp que tras darle reiterados problemas a su madre por su mal comportamiento, es llevado por ella misma desde Detroit hasta Filadelfia para que viva con su distante padre.

Así comienza una trama que convierte a Cowboys de Filadelfia en una correcta historia de crecimiento y reencuentro entre padre e hijo, que además revela una cultura más bien desconocida, que mantiene vivo al vaquero afroamericano y su legado histórico en Estados Unidos.