Sus papás no tenían para comprar un pastel e improvisaron uno con tres plátanos

Los niños siempre nos recuerdan que no se requiere de lujos para ser felices. Prueba de esto es la historia de una pequeña que celebró su cumpleaños con un pastel improvisado por plátanos y una vela.

Sus padres no contaban con los recursos necesarios para comprar un pastel de chocolate o vainilla, pero no quisieron pasar de largo el cumpleaños de su bebé. Por ello tomaron todos los recursos que tenían en casa e improvisaron lo mejor que pudieron. El resultado estuvo lleno de alegría y una sonrisa pura e inocente por parte de su hija.

Niña aplaudiendo; Sus papás no tenían para el pastel; fue la más feliz soplando la vela a tres plátanos

Esta historia tiene origen en Indonesia, país que es azotado por una terrible crisis económica ocasionada por la pandemia de covid-19.

Los padres de la pequeña en cuestión se encuentran desempleados, por lo que acceder a comida e incluso artículos básicos de limpieza es todo un problema. Sin embargo, esto no fue impedimento para que la pequeña de la familia se emocionará al recibir un pastel de cumpleaños improvisado con plátanos y una vela.

La pequeña estuvo feliz en todo momento y posó con una sonrisa frente a su pastel, que si bien no es era el deseado por sus padres, estuvo repleto de amor. Ella sonrió cuando le cantaron las mañanitas, aplaudió y sopló la vela mientras pedía un deseo.

El padre de la menor compartió el video en redes sociales con la intención de compartir la alegría que los invadía. El hombre recibió cientos de comentarios en los que aplaudían su acción. Además, le ofrecieron algo de ayuda y un nuevo empleo con el que podrá sacar a su familia adelante.